Educacion Financiera

Compara precios y ayuda a tu economía

29 agosto, 2016

compara_precios_y_ayuda_a_tu_economa.jpgComo consumidor, compara precios, cotiza y elige libremente el artículo o servicio que quieras, es tu derecho. Y será quien ofrezca el mejor precio y calidad con el que compres el producto o servicio de tu elección.

Uno de los elementos que suelen determinar la decisión de compra es el precio, pero si como consumidor quieres elegir lo que realmente necesitas, debes estar informado.

Cuando necesitas hacer una compra importante, dicha decisión no debe hacerse a la carrera. Lo más recomendable es que no te comprometas a comprar en el primer puesto. La mente racional es a menudo superada por la mente irracional cuando se trata de gastar dinero.

Debido a esa tendencia, tu mente lógica con frecuencia es débil en la batalla sobre las decisiones de compra. Esto puede hacer que llegues a lamentar dichas compras; situación que se conoce como "remordimiento del comprador".

Ten en cuenta que debes efectuar visitas con fines de investigación (comparar y cotizar precios y características) antes de ir de compras. No olvides que tu primer visita está cargada de emociones en lugar de racionalidad. Cuando ves por primera vez el coche de tus sueños o el hogar perfecto, no estás pensando con claridad. Tu mente está llena de visiones de conducir ese coche o de vivir en ese lugar.

Además de esas visiones, muchos vendedores emplean un sentido de urgencia con el fin de cerrar el trato. Te hacen creer que esos sueños solo pueden hacerse realidad si "actúas ahora". Si llegas a dudarlo y quieres volver otro día para poder pensarlo con claridad, te dicen que alguien más puede llegar y hacer una oferta por la casa de tus sueños y habrás perdido tu oportunidad.

Por lo tanto en tu afán por adquirir el artículo antes de que se acabe u otra persona más lo compre, es posible que pases por alto las consideraciones importantes de la garantía de compra.

Es imprescindible que obtengas información como datos y cifras relevantes y en casa tomes una decisión analítica, eliminando la tentación de comprarlo a la primera. Acércate a varios vendedores para que te ayuden a hacer comparaciones de precios y de valor. Después de haber hecho todos los cálculos, si todavía quieres el artículo, regresa a comprarlo con el proveedor que tenía la mejor oferta.

Es raro que te pierdas una oportunidad de oro si haces tu tarea e investigas y comparas primero. Siempre habrá una o más casas que te gusten y puedas comprar, y estarás igual de contento con un concesionario de automóviles que tenga el coche exacto a como lo quieres.

Y si quieres saber en qué establecimientos pagas menos por un mismo producto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) pone a tu disposición una plataforma que te ayudará a pagar un mejor precio por un artículo, la herramienta se llama “Quién es quién en los precios”, en donde encontrarás el precio al menudeo de más de 2,000 productos que encuentras en las principales tiendas comerciales.   

En muchas sociedades de consumo, como la mexicana, la escasez de bienes por lo general no es un problema común que requiera de una respuesta inmediata. Por lo tanto, tómate tu tiempo, investiga y encuentra las mejores ofertas disponibles.

Para que la falta de dinero no sea un problema, Crédito Realcuenta con la opción que se ajusta a tus necesidades.

 

Fuentes: International Finance Corporation, World Bank Group; smetoolkit.org