Educacion Financiera

Cómo crear un fondo de emergencia

15 junio, 2020

La presente pandemia ha demostrado que muchas personas no se encontraban preparadas para una contingencia de este tipo. En muchos casos, la percepción de ingresos para muchos negocios y familias se ha reducido. Existen múltiples dificultades económicas en esta etapa derivadas de la contingencia sanitaria.

Por ello, es esencial contar con ahorros para cubrir los gastos generados por imprevistos o alguna emergencia que pongan en riesgo las finanzas personales y familiares. Asigna un porcentaje fijo en tu presupuesto y define objetivos:

¿Cuánto hay que ahorrar para las emergencias?

La cantidad destinada al ahorro dependerá de tu situación personal y para determinarla deberás analizar cuántas personas están a tu cargo y cuáles son tus gastos mensuales (renta o hipoteca, luz, agua, gas, comida, transporte, pago de deudas, etc.). La recomendación es que tu ahorro contra emergencias cubra de tres a seis meses de tus gastos.

Una vez definido el monto de tu ahorro para emergencias, debes analizar cuánto tienes que ahorrar mensualmente para poder alcanzarlo y trazar un plan de ahorro.

  1. Ordena tus finanzas hasta conseguir que tus gastos sean menores a tus ingresos, así lograrás tener un excedente para alcanzar este propósito. Una opción es eliminar o disminuir algunos gastos, como las comidas en restaurantes, el café de las mañanas, los taxis cuando se te hace tarde, etc.
  2. Sé constante, agrega mensualmente el importe que definiste para tu fondo contra emergencias. No se vale ahorrar menos porque esta quincena no te alcanzó. ¡Organízate! recuerda que es por tu tranquilidad.
  3. Conserva disponible tu dinero, ya que debes poder acceder a él en el momento en el que lo necesites. No elijas instrumentos que te obliguen a plazos forzosos en el que lo necesites, pues en caso de necesitarlo, te penalizarán por retirar tu dinero antes de tiempo.
  4. Guárdalo bien, mantener disponible el dinero no significa que debes guardarlo debajo del colchón, ya que te lo pueden robar, podrías gastarlo en cualquier momento o incluso perderlo en caso de algún desastre natural o incendio. Busca opciones formales de ahorro, que no cobren comisiones y que no soliciten mantener un saldo mínimo.
  5. No lo toques, ya que si usas ese dinero como tu caja chica cada vez que no alcances a terminar la quincena, jamás lograrás alcanzar tu meta. Recuerda que ese dinero te ayudará en caso de presentarse una emergencia real.

Recuerda que tu fondo contra emergencias, no debe sustituir al ahorro que tienes para cumplir tus metas, como: un viaje, el enganche de un auto o casa, etc. Y tampoco excluye la necesidad de contar con algún seguro, como el de automóvil, vida o gastos médicos.

EFI_H_Cómo crear un fondo de emergencia