La transformación digital, actualizar tus equipos de cómputo y mantenerlos en óptimas condiciones son temas sensibles ante la ola de ciberataques que han afectado a las empresas. Recurrir al arrendamiento financiero te servirá para adquirir equipo y reducir los gastos de tu empresa.

 

Si quieres actualizar tu equipo de cómputo puedes recurrir a los modelos de arrendamiento financiero de equipo. De esta forma evitarás realizar grandes desembolsos monetarios.

 

¿Cuáles son las ventajas de actualizar tu equipo?

  • Reducción significativa de tiempos de espera

  • Respuesta eficiente de los equipos de cómputo

  • Menos caídas del sistema

  • Óptima recuperación de desastres

  • Mayor seguridad ante ciberataques

 

De acuerdo con información proporcionada por la empresa fabricante de procesadores de computadoras, Intel, los costos de mantenimiento de las computadoras aumentan de manera considerable cuando el equipo tiene tres años o más, por lo que este es el periodo ideal para renovar los equipos.

 

La empresa tecnológica multinacional agregó que el mantenimiento anual de un equipo cuesta hasta 1,700 dólares, lo cual debe sumarse a la pérdida de productividad de los trabajadores que hacen uso del equipo.

 

Para las empresas que quieren integrar computadoras a sus negocios o aquellas que deben renovarlos porque tienen más de tres años de antigüedad, existen opciones como el arrendamiento financiero.

Este tipo de arrendamiento no compromete su flujo de efectivo y tiene varias ventajas. Una de ellas es que las erogaciones a través de arrendamiento financiero son consideradas como un gasto ante las autoridades fiscales, lo que permite disminuir la carga en este rubro.

 

Otra de las ventajas es que el mantenimiento corre a cargo de la empresa que renta el equipo y se hace responsable de que su operación se encuentre en condiciones óptimas.

Para adquirir equipo de cómputo a través del arrendamiento basta con revisar los modelos que necesitas entre los distintos proveedores, elegir los que más convengan a tu giro empresarial y solicita un presupuesto.

Después tienes que acudir a una financiera que ofrezca el servicio de arrendamiento. La arrendadora adquirirá el equipo de contado y permitirá al dueño de la empresa hacer uso de él a través de una renta mensual.

Al finalizar el contrato, la financiera ofrece opciones como: pagar un mínimo residual para adquirir definitivamente el equipo (las rentas pagadas se toman a cuenta), o bien, solicitar otro contrato con equipo nuevo. Esto es también conocido como arrendamiento puro.

 

Crédito Real Arrendamiento es el apoyo que tu empresa necesita para crecer. Consulta con cualquiera de nuestros asesores sobre las opciones que tenemos para ti.


Fuentes: Intel, Inegi