El mobiliario de oficina siempre será considerado como un gasto importante dentro de las finanzas de la empresa y en la medida que tu negocio crezca, también crecerá este gasto. Está claro que este equipo de trabajo es absolutamente necesario para realizar las operaciones del día a día de un negocio; sin embargo, con la figura del arrendamiento es posible contar con mobiliario en buen estado sin arriesgar todo tu capital.

El arrendamiento del equipo de oficina representa varias ventajas frente a la compra de este mismo mobiliario, y aunque existen puntos favorables de ser propietario, como medida de gestión financiera, es mejor arrendar. No obstante, esta es una decisión propia de cada empresa que se debe de basar por sus recursos y necesidades específicas ya que en determinados casos será mejor una opción que otra.

Por otro lado, arrendar el mobiliario presenta beneficios superiores que la posicionan como una buena opción, por ejemplo:

  • Deducción de impuesto
  • Mantienes tu flujo de caja 
  • Evitas la obsolescencia 
  • Pagos mensuales 
  • Obtienes únicamente lo necesario por el tiempo que lo necesite

Normalmente la figura del arrendamiento presenta el mantenimiento incluido pero es más común en automóviles o maquinaria pesada. De todos modos, el mobiliario de oficina no necesita de un mantenimiento constante si se le da un cuidado apropiado; además, el uso cotidiano no desgasta lo suficiente el equipo. A pesar de esto, muchos planes de arrendamiento incluyen un seguro al contratar el servicio y habrá que revisar si tu opción cuenta con uno.

Otro punto importante es que al terminar el plazo cuentas con opciones para proseguir. Primero, puedes adquirir el equipo por un costo residual del valor y esta opción podría ser conveniente ya que el mobiliario todavía tendría bastante vida útil. No obstante, la mejor opción es mantener el plan de arrendamiento y optar por la opción de renovar. De esta manera puedes obtener nuevo equipo, en perfectas condiciones y actualizado, bajo la misma cuota que ya tenías contemplada.

Esta es sin duda la mejor forma de renovar tu equipo periódicamente sin poner en riesgo tus finanzas. Y esto se debe principalmente a que se vuelve un gasto deducible de impuestos fijo que te permite llevar una mejor administración en lugar de invertir una gran cantidad de capital en un solo pago. De esta manera, puedes dedicar tus recursos a otros aspectos y en sí el concepto del arrendamiento puede ser un factor determinante para el crecimiento de tu empresa.

En resumen, el arrendamiento financiero te permite obtener mayores beneficios al menor costo. Se obtienen las herramientas de trabajo necesarias, actuales y en buen estado, al mismo tiempo que se mantiene un flujo de caja estable y no arriesgas tu capital.

 

Fuentes: https://blog.gebesa.com/renta-mobiliario-y-equipo-de-oficina-o-compra 

https://www.lambdatres.com/2017/05/renting-mobiliario-oficina/