Blog Crédito Real

¿Qué son las flotillas?

25 marzo, 2020

Como propietario de un negocio o proveedor de servicios, es posible que necesites uno o varios vehículos para ti y tus empleados en pos de realizar satisfactoriamente las actividades diarias de la empresa.

En muchos casos los empresarios y los empleados usan sus propios medios de transporte para cumplir con la operación del negocio, o rentan vehículos por tiempos cortos sólo para satisfacer la necesidad de ese momento. Sin embargo, estas prácticas no son las correctas para una empresa que busca el crecimiento.

Un vehículo de flota significa que el auto es propiedad de la empresa y se utiliza para el negocio. Si tienes un negocio que hace entregas, o requieres que los miembros de tu equipo se desplacen regularmente en automóvil, entonces una flotilla es algo que definitivamente necesitas.

Hay ciertas cosas que hacen que un auto de flota sea diferente de uno normal. Al comparar un vehículo de flotilla junto a un automóvil personal no notarás ninguna diferencia física, aunque algunos modelos se usan más para uso comercial que otros. La única forma de distinguirlos es ver quién es el propietario y cómo se usa el automóvil.

81262680_m

Podría ser un trabajador de la construcción que tiene una camioneta de carga y la usa para llevar materiales al sitio de construcción. O podría ser un vendedor que regularmente conduce su sedán de una ciudad a otra para reunirse con clientes potenciales. Ambos se consideran vehículos de flota.

En el mundo moderno de hoy, las flotas pueden tener muchas formas y tamaños diferentes. Técnicamente hablando, tanto una gran empresa de transporte nacional como una pequeña empresa de reparto que opera localmente se consideran flotas.

Beneficios para mi empresa

Tener una flotilla de vehículos sin duda conlleva un costo, pero los beneficios que ofrece para tu empresa compensará el esfuerzo financiero que hagas.

Es notorio que la primera ventaja de contar con vehículos en flotilla es tener completa disposición de autos en el momento que lo requieras, por lo que no tendrás que gastar tiempo en buscar el transporte adecuado para tus actividades.

Además, los viajes improvisados o mal planeados siempre traen riesgos de salirte del presupuesto de gastos, aunado a los posibles retrasos en las entregas por una deficiente planeación logística.

Si tu empresa tiene una buena gestión de la flotilla, los vehículos siempre estarán en las mejores condiciones para circular debido a que los mantenimientos son más frecuentes y organizados. Esto evita tener contratiempos en las entregas y viajes, así como también reduce las posibilidades de accidentes para los trabajadores.

Otra ventaja es que hay un control mayor sobre los trabajadores que tienen que cubrir rutas estratégicas para entregar productos, ya que con la tecnología del GPS se puede seguir su localización en tiempo real, monitorear conductas de manejo y posibles accidentes en donde se haya visto involucrada la unidad.

¿Cómo hará crecer a mi empresa?

Todos los beneficios antes mencionados van de la mano y son catalizadores del crecimiento de tu negocio, ya que una buena administración de la flotilla generará rentabilidad y competitividad de la empresa.

Las flotillas de autos satisfacen las necesidades de las empresas que ofrecen servicios de mensajería, paquetería o transporte, así como las que requieren carga y transporte de mercancías o las que necesitan mover personal para realizar ventas o cobros.

Si resuelven las necesidades anteriores, entonces tendrás un ahorro de costos en transporte y eso mejorará tu posición financiera para destinar recursos en áreas donde pueda crecer más el negocio.

Al limitar las prácticas comerciales ineficientes, como el tiempo ocioso de los conductores o desviarse de las rutas de viaje, los responsables de la flota pueden reducir el consumo de combustible y aumentar la productividad.

Un factor importante para el crecimiento de un negocio o empresa es la distribución de sus mercancías de manera rápida, segura y eficiente. Por lo que tener vehículos utilitarios juegan un papel crucial para llevar tus productos a un consumidor final que cada vez exige más rapidez en las entregas.

Los resultados positivos de tener una flota bien administrada también pueden desbordar a otras áreas de la empresa, pues es probable que los clientes que reciben sus productos y servicios de manera oportuna se conviertan en clientes habituales de tu marca.

Incluso a través de los vehículos de la flotilla puedes obtener publicidad a bajo costo si imprimes tu marca en las unidades. Puedes posicionar el nombre de tu empresa mientras circulan las unidades, esto hará que tu marca incremente su presencia en el mercado y penetre rápidamente.

¿Cómo escoger una flotilla?

Al escoger una flotilla de vehículos hay muchos factores que están involucrados y debes analizarlos con cuidado para que tu decisión sea la más adecuada y no pongas en riesgo tu dinero.

El factor más importante es el uso que se le va a dar al vehículo. No es lo mismo un vehículo industrial que se utiliza para gestiones de logística que un auto destinado para uso comercial, e incluso los coches de uso diario de los trabajadores.

Aquí va implícito considerar el tipo de carga que se transportará y si el auto requiere una modificación adicional para tal uso. Incluso el análisis servirá para saber si necesitas licencias especiales o cumplir con algunas normas.

Los costos son otro elemento a considerar, ya que se deben pagar tramites vehiculares como el pago de tenencia, mantenimiento preventivo y todo lo relacionado con la operación del auto.

La apariencia de los automóviles es la imagen que tu empresa refleja, por eso dependiendo del uso del auto puede ser de gama alta, media o baja. Los autos reflejarán la capacidad y el profesionalismo de tu negocio.

Por otra parte, los autos de la flotilla tienen que asegurarse para proteger a tu empresa contra daños materiales, robo total, responsabilidad civil de la unidad o de la carga, gastos médicos a ocupantes así como protección legal para el conductor y el vehículo.

También debe pensarse en los conductores de la flotilla, en especial si van a necesitar licencias adecuadas para los caminos que recorrerán o si necesitan capacitación adicional para el manejo correcto del vehículo.

En una empresa siempre hay que pensar a futuro y cuando se trata de adquirir una flotilla aún más. La adquisición de vehículos para una flotilla resuelve el problema presente del negocio para el desarrollo de su operación, pero siempre debes plantearte las siguientes preguntas:

¿Los vehículos servirán para el negocio de la misma manera dentro de dos o tres años? ¿La empresa se extenderá a otras áreas comerciales? ¿Qué cambios vendrán en el futuro al negocio y si los autos seguirán siendo un apoyo?

¿Qué vehículos me convienen?

La decisión de adquirir autos para una flotilla no solo debe determinarse por los precios, sino por el uso presente y futuro que tendrán, y si ayudará a la expansión del negocio.

Para saber que tipo de auto te conviene dentro de tu flotilla, hay que definir el uso diario. Si la empresa tiene vendedores que hacen visitas periódicas a clientes, entonces necesitas un auto compacto y no una camioneta que consume más combustible. En cambio, si tus trabajadores cargan herramientas o materiales voluminosos, una camioneta o van funcionará para el negocio.

Otro punto es la eficiencia del combustible, pues elegir un vehículo que tenga poca eficiencia de combustible nunca será una buena opción, ya que aumentarán los costos para tu negocio de manera importante.

El mantenimiento del auto, tanto de refacciones como de mano de obra, es un factor a analizar. Se deben investigar los costos de los servicios rutinarios de mantenimiento, piezas y mano de obra.

La apariencia de los automóviles y la imagen de tu empresa son importantes. Un vehículo de flota en el que se trasladan altos ejecutivos para llegar a citas con sus clientes necesita ser un modelo de auto de gama más alta que un vehículo de flota para una empresa que se dedica a mantenimiento industrial.

La seguridad es obviamente otro de los puntos destacados cuando se trata de buscar un auto. Los vehículos deben cumplir con todos los puntos de seguridad para el conductor, ya sea para distancias cortas en la ciudad o para viajes por carreteras federales.

Si se opta por comprar los vehículos en lugar de arrendarlos, un factor muy importante a considerar es que sean lentos en su depreciación, ya que la pérdida de valor del auto es un daño al patrimonio de tu empresa. Si escoges autos que se deprecian poco podrías venderlos en el futuro para renovar tu flotilla y así recuperar una buena parte del valor inicial.

El arrendamiento, la opción correcta para tu empresa

El arrendamiento de flotillas de autos en lugar de comprarlos tiene importantes ventajas financieras y operativas para las empresas, lo cual se agradece cuando existen planes de expandir el negocio.

Se puede afirmar que con el arrendamiento se mejora el flujo de caja, esto debido a que los acuerdos de arrendamiento requieren un pago inicial más pequeño. Al tener más efectivo disponible para administrar las actividades comerciales centrales, te puedes enfocar en otras áreas del negocio para su expansión.

Pero los beneficios de arrendar los vehículos de su flota van mucho más allá de eso, pues al mantener un capital operativo adecuado, puede responder a imprevistos con mayor facilidad y rapidez, lo que se traduce en una mejor posición financiera para su empresa.

El arrendar la flota a través de un proveedor establecido ofrece una serie de herramientas para administrarla que son bastante útiles para llevar un control de gastos y operaciones tales como:

  • Registros de gastos de combustible, kilometraje y seguimiento de ubicación
  • Mantenimiento de flota y reparaciones

Esta ayuda aumenta la productividad y mejora los flujos de trabajo en su empresa a la vez que garantiza que todos los autos operen en niveles óptimos.

El arrendamiento evita que dañes el patrimonio de tu empresa, pues la compra de un auto nuevo o usado implica que en poco tiempo perderá una gran parte de su valor, lo que sería un impacto en el valor de los activos de tu empresa cuando decidas venderlo para renovar tu flotilla.

Para tener una flotilla de vehículos no necesitas ser una empresa grande con elevados ingresos, solo debes asesorarte con los mejores del mercado para tomar la decisión correcta.

En Crédito Real sabemos que cada empresa tiene necesidades diferentes de movilidad y logística, por eso ofrecemos arrendamientos diseñados a la medida de los requerimientos de nuestros clientes para ser un aliado del éxito de sus negocios.

Estamos conscientes que tener una flotilla de autos no es un lujo de la empresa, son herramientas de trabajo para impulsar el desarrollo, modernización y competitividad de la misma.

 

 

 

Fuentes:

https://www.chevinfleet.com/us/news/top-things-think-selecting-fleet-vehicles/

https://www.bizbritain.com/blog/how-to-choose-the-best-car-for-your-business-fleet

https://www.verizonconnect.com/resources/article/reducing-fleet-expenses/

https://www.wilmarinc.com/blog/fleet-leasing-company

https://blog.rtafleet.com/5-ways-increase-efficiency-fleet