Blog Crédito Real

Que la tecnología no detenga tu expansión

25 octubre, 2019

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico​ (OCDE) la digitalización llegó para cambiar la producción, las características de las transacciones del mercado y aumentar la productividad. 

Los avances en las tecnologías de la información y la comunicación (TICs) influencian la estructura organizacional de las empresas y mejoran su capacidad para interactuar con consumidores y proveedores. Permiten comunicación en tiempo real, en diversos dispositivos, en todo el mundo así como el acceso a mercados internacionales. 

Por ejemplo, las tecnologías digitales aumentan exponencialmente el rango de producción y reduce los procesos además de eficientarlos. Al mismo tiempo mejoran la planificación de recursos, ayudan a tener un control los presupuestos y apoyan con los procesos de cobro y de pago de la empresa para cubrir su necesidades y obligaciones.  

A pesar de que las recomendaciones de organismos como la OCDE aseguran la evidencia de las ganancias en la productividad a consecuencia del aumento de la digitalización, en América Latina aún no es una realidad. 

En el caso de México la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ENAPROCE) realizada por el INEGI dio a conocer que el grueso de las microempresas no usan equipo de computo. 

Un 74.5% de estos negocios no las utilizan y dentro de sus razones se encuentran que creen que no las necesitan, no cuentan con el equipo de cómputo, no saben usarlo y/o no tienen recursos. En el mismo escenario se encuentra en el uso de internet, ya que sólo 26.1% de las microempresas lo utilizan.

La ENAPROCE también indicó que dependiendo del tamaño varían las razones por las que no tienen el equipo, pero una de ellas es que no cuentan con liquidez. Por otro lado, sólo 33% de las empresas encuestadas aceptarían un crédito bancario. 

 

Soluciones a un clic 

Si bien las evidencias del mejoramiento de las empresas con la tecnología son un hecho, lo cierto es que cubrir la inversión en nuevas tecnologías no es fácil. 

No sólo se trata de liquidez, ya que las empresas no aceptan créditos bancarios porque resultan caros o bien, los montos no son lo suficientemente altos como para cubrir su necesidades. 

Al respecto, una alternativa es el leasing tecnológico o renting tecnológico, también conocido como arrendamiento. Con este servicio tienen la oportunidad de mantener la financiación adecuada para mantener equipos actualizados, con un ahorro fiscal y plazos accesibles. 

Asumir los cambios de la era digital es más sencillo con el apoyo de recursos para hacer una inversión en infraestructura. En Crédito Real estamos comprometidos con ayudar a mejorar tu negocio y te invitamos a acercarte a un asesor para conocer nuestras opciones de arrendamiento de equipos tecnológicos.