Blog Crédito Real

¿Qué hacen las empresas de factoraje financiero?

septiembre 3, 2020

Una empresa de factoraje es una institución financiera que ‘compra’ las facturas pendientes de cobro de otra empresa, lo que también se conoce como factoraje de cuentas por cobrar. Por lo general, la empresa que cede sus facturas recibirá el pago en un plazo de 24 horas. 

Dependiendo del tipo de contrato, la empresa de factoraje puede asumir o no la responsabilidad de cobrar el pago de esas facturas a tus clientes.

Las empresas de factoraje ofrecen una alternativa al financiamiento comercial tradicional. Estas instituciones financieras compran facturas pendientes de cobro y brindan un gran anticipo, lo que le ofrece a la empresa cedente la oportunidad de asegurar el financiamiento que necesita para la expansión, la compra de materias primas, pagar la nómina o simplemente cubrir los gastos operativos del día a día.

El factoraje convierte las cuentas por cobrar en capital de trabajo sin crear deudas ni agregar pasivos. Además, el factoraje no depende de la calificación crediticia de la empresa o garantía, por lo que las nuevas empresas o empresas que se han enfrentado a desafíos de flujo de efectivo anteriores están más fácilmente calificadas para recibir financiamiento. 

¿Cómo ayudan las empresas de factoraje? 

Este tipo de financiamiento ayuda a las empresas a liberar capital atrapado en cuentas por cobrar. Por lo general, las empresas de factoraje adelantan más del 80% de tus cuentas por cobrar, obteniendo el dinero que se te adeuda antes de que tu cliente pague; además, lo hacen con tasas de interés competitivas.

Los beneficios del factoraje frente al financiamiento tradicional incluyen:

  • No estás creando una deuda; en cambio, puedes utilizar el dinero que habrías cobrado de los clientes antes de que realicen el pago.
  • Puedes utilizar el servicio de factoraje para cualquier necesidad que tengas: utiliza los fondos para cubrir la nómina y otros pagos vitales para tu negocio o utilízalos para poner en práctica tu plan de crecimiento.
  • Puede usarlo tantas veces lo necesites; cuando surja una necesidad, puedes utilizar el servicio sin tener que volver a solicitarlo y es flexible, por lo que se adapta al crecimiento de tu negocio sin largos trámites.
  • Tu calificación crediticia no es un factor determinante; no estás reembolsando fondos, simplemente estás liberando tu capital operativo mediante el factoraje.
  • No necesitas perseguir a tus clientes para el pago; la empresa de factoraje trabaja con sus clientes para el pago de tus facturas.

El factoraje de Crédito Real es el adecuado para tu empresa, ya sea que solo lo necesites una vez o de forma continua, entendemos la necesidad de un flujo de caja confiable para tu empresa.