Blog Crédito Real

¿QUÉ ES EL ARRENDAMIENTO PURO?

julio 28, 2020

El arrendamiento puro es la renta de un bien mueble o inmueble sin descuidar los recursos que una empresa o institución necesita para realizar sus funciones y actividades con normalidad. El bien mueble incluye mobiliario, vehículos, aparatos electrónicos o cualquier posesión que pueda trasladarse, mientras que los inmuebles son casas, oficinas, parcelas o cualquier bien que se inscribe en el registro de propiedad. 

Funciona de la siguiente manera: un arrendador o propietario otorga el uso o goce temporal de un bien por un tiempo determinado al arrendatario (persona que renta), quien está obligado a pagar mensualmente por ese uso mediante contrato. Este contrato establece las obligaciones del arrendador, como garantizar el uso o goce pacífico de los bienes en el tiempo estipulado y del arrendatario, como satisfacer el precio, lugar y tiempo convenidos.

El arrendatario deposita un monto inicial y el pago de las rentas durante el plazo establecido para que, finalizado el tiempo acordado, se regresen los bienes arrendados. 

¿Es para mí el arrendamiento? 

Este tipo de arrendamiento es conveniente cuando la actividad o tipo de operación necesita de constantes renovaciones que se paguen cada mes. Los pagos mensuales son deducibles y de esta manera no se ve afectado el capital de trabajo. 

Si uno de los objetivos de las personas físicas de actividad empresarial y/o profesional, de las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs) o incluso de grandes corporativos es reducir la carga fiscal del negocio, una de las herramientas para conseguirlo son las deducciones. 

En términos fiscales, el arrendamiento puro es deducible, ya que el monto de renta es deducible como un gasto, esto quiere decir que las rentas son 100% deducibles de impuestos, favoreciendo el ahorro fiscal. 

Ventajas del arrendamiento puro 

Además, en cuestión financiera, existe un mejor apalancamiento de la empresa que utiliza un una deuda para aumentar la cantidad de dinero disponible para una nueva inversión. Hay mayor liquidez, no afecta el balance, existe una planeación financiera, no se invierte en activos que no sean productos por lo que los costos son eficientes, y no se bloquean líneas de crédito tradicionales. 

Dentro de los beneficios operativos y tecnológicos, la planeación de uso de activos y renta en bienes que pueden perder valor rápidamente mejora, se evita la obsolescencia tecnológica, elimina gastos de almacenamiento de equipo que pierde su vida útil y se puede hacer una sustitución efectiva de activos depreciados. 

Al finalizar lo establecido por contrato, se cuenta con la posibilidad de:

  • Comprar el equipo a valor residual, (es decir, al precio que tiene un activo una vez se han deducido los gastos de amortización y depreciación) mediante un tercero. 
  • Renovar el contrato.
  • Arrendar equipo moderno. 
  • Devolución de bienes.

¿Cómo funciona el arrendamiento puro?

En el arrendamiento puro consiste en rentar un bien mueble o inmueble y hacer pagos mensuales por el uso de ese bien. Cuando termina el contrato, finalizan la obligación y el beneficio del contrato y se tiene que devolver el bien.

Es adecuado para diferentes casos. Es ideal para personas físicas con actividad empresarial y/o profesional, así como también para empresas pequeñas o grandes, cuyo objetivo principal sea reducir su carga fiscal, ya que el gasto es 100% deducible de impuestos.

¿Qué conviene más, arrendamiento puro o financiero?

Ambos tipos de arrendamiento funcionan bastante bien y tienen beneficios fiscales, simplemente debes evaluar qué tipo de bien deseas arrendar. En el caso de los vehículos es conveniente el arrendamiento puro ya que tienes la opción al final de renovar el auto y no cargar con la depreciación del bien.

Por el lado de la maquinaria y equipo, puede ser que convenga mejor el arrendamiento financiero debido a que este tipo de bienes los seguirás usando por un tiempo más largo, por lo que podría convenirte comprar el bien al final del contrato de arrendamiento.

La ventaja del arrendamiento puro es que las rentas son un monto deducible al 100 por ciento y se registran en tus estados financieros como gasto, no como pasivo. En el arrendamiento financiero lo que registras como gasto y puedes deducir de impuestos es la parte de los intereses, por lo que el valor del activo lo registras como fijo y como pasivo. 

Para acceder a un arrendamiento hay que analizar cotizaciones y opciones para después entregar la documentación requerida y la solicitud llenada a la financiera que lleva a cabo el trámite. 

 

Nueva llamada a la acción

 

Fuentes: 

https://www.eleconomista.com.mx/finanzaspersonales/Arrendamiento-puro-o-financiero-20111206-0030.html

https://www.rankia.mx/blog/isr-impuesto-renta/3320895-arrendamiento-puro-vs-financiero-ventajas-inconvenientes

https://konfio.mx/tips/creditos/arrendamiento-puro-o-financiero-que-funciona-mas/