Blog Crédito Real

Opciones para financiar tus operaciones

25 octubre, 2019

La mayoría de las empresas que se encuentran en una etapa temprana o de crecimiento requieren de financiamiento externo para su desarrollo ya que aún no están en disponibilidad de exceso de capital. Es por ello que para mantener tu negocio necesitas considerar distintas opciones que te permitan financiar tus operaciones, ya sea para solventar tus gastos o buscar un crecimiento.

Existen diversas herramientas financieras que te dan la posibilidad de mantener tus operaciones y obtener ganancias. Antes que nada es importante realizar un análisis de tu negocio y la situación específica en la que te encuentras. Esto incluye identificar cuáles son tu necesidades, para qué requieres capital, qué otras opciones tienes y debes estar consciente de tu capacidad de pago.

La primera opción, así como el recurso más común, es un crédito o préstamo bancario. Con esta figura obtienes capital de manera inmediata pero adquieres una deuda con intereses. Esta forma de financiar tus operaciones tiene efectos inmediatos pero implicaciones a largo plazo. Es importante que consideres el crédito directamente para tu empresa ya que solicitar un préstamo personal cuenta con tasas de interés más altas y no es tan conveniente para tu negocio. Esta opción te permite usar el capital de la manera que mejor consideres, puedes obtener mobiliario, utilizarlo para financiar una oportunidad de crecimiento o pagar otras deudas.

Por otro lado está la figura del arrendamiento que te permite ocupar prácticamente cualquier tipo de maquinaria, mobiliario o equipo para uso en tus operaciones mediante una renta mensual. La gran ventaja de esta opción es que no necesitas de un gran capital para obtener beneficios ya que no estás adquiriendo propiedad de las herramientas sino que estás pagando el derecho de uso por un tiempo determinado. Esta figura te da la posibilidad de ocupar tus recursos en otros aspectos mientras dedicas una parte mínima a comparación de un gasto de compra.

Una tercera opción podría ser la inversión de capital para generar ingresos extra. Esta opción requiere de una cantidad previa para poder generar capital y por lo tanto puede no ser tan viable para empresas recién constituidas. Sin embargo, con una buena toma de decisiones podrá ser una gran fuente de ingresos.

Finalmente, es muy importante que consideres que el pago del crédito o las cuotas del arrendamiento deben provenir de los recursos generados por la actividad económica financiada. Esto para que puedas obtener ganancias a mediano o largo plazo sin la necesidad de estar gastando en las operaciones del día a día más la deuda crediticia o del arrendamiento. 

De esta manera, manteniendo una gestión administrativa correcta y haciendo uso de alguna opción para financiar tus operaciones, podrás alcanzar una posición rentable en la que conseguirás ganancias mientras te ocupas de tu empresa de manera holística.

 

Fuentes: https://www.esan.edu.pe/apuntes-empresariales/2016/08/como-financiar-una-empresa-prestamo-bancario-o-leasing/

https://www.gestiopolis.com/fuentes-de-financiamiento-para-las-empresas/ 

https://www.entrepreneur.com/article/264229