En la actualidad, las nuevas generaciones y las empresas se enfrentan a grandes desafíos. Los millennials se enfrentan a políticas laborales complejas y poco flexibles mientras que las empresas lidian con el poco compromiso que algunos millennials pudieran ofrecer, lo que les provoca altos índices de rotación de personal.

Los millennials representan casi una cuarta parte de la población en México, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) Por el tamaño de esta generación, es importante analizar el comportamiento de los millennials para hallar nuevos modelos de negocio y seguir generando plusvalía en las corporaciones ya que han logrado transformar la percepción del mundo laboral y son las empresas las que han tenido que adaptarse a las necesidades de ellos para seguir operando en el mercado.

Muchas empresas comienzan a enfrentar el reto. Con el objetivo de hacer a sus organizaciones más atractivas para las nuevas generaciones se han dado a la tarea de analizar el comportamiento de los millennials dentro de ellas; entendiendo qué los motiva, qué los hace productivos y hasta qué les molesta. Esto ha permitido a las áreas de recursos humanos encontrar la mejor combinación para disminuir la rotación de personal y generar valor para la compañía con mejores empleados y posicionándose como un buen lugar para trabajar.

En Crédito Real por ejemplo, para entender y mejorar el clima laboral, constantemente hacen encuestas de opinión interna para monitorear el ambiente laboral. Miden satisfactorios que le ha permito desarrollar nuevas estrategias enfocadas a generar un ambiente de trabajo mucho más productivo y seguro para todos sus colaboradores. Los resultados obtenidos sirven de experiencia para actualizar el código de ética y conducta con el que se rigen todos los que trabajan en la empresa.

Las áreas de Recursos Humanos han tenido que incorporar nuevas maneras para la atracción y selección de talento, acercándose a los medios que actualmente usan los millennials, quienes también han cambiado las formas y medios para la búsqueda de empleo, además de navegar en las bolsas de trabajo tradicionales, las nuevas generaciones han incorporado a sus métodos plataformas digitales y redes sociales como OCC, Linkedin, Twitter y Facebook, medios que las empresas han adoptado igualmente para publicar sus vacantes.

En estas búsquedas de empleo, los Millennials descubren que las empresas han aumentado los requisitos para ser contratados. Ahora les solicitan a los aspirantes que dominen mayor número de idiomas, certificaciones, especializados en el uso de distintas herramientas digitales a cambio de diversos beneficios como horarios flexibles, facilidad para hacer teleconferencias, accesos remotos, y la oportunidad para hacer home office. Aquellas empresas que ofrecen esta serie de beneficios son las que resultan más atractivas para los jóvenes y en contraparte, las empresas encuentran más interesantes a los jóvenes que, como parte de su desarrollo profesional han alcanzado objetivos propios en proyectos personales.

Las empresas de hoy deben preocuparse principalmente de dos cosas, tener presencia en los medios digitales que usan las nuevas generaciones con mayor frecuencia para encontrar trabajo y una vez dentro de la organización, deben comprometerse con ellos para fomentar un clima laboral positivo para esta generación, que les produzca sentido de pertenencia y confianza y les den la oportunidad de demostrar hasta dónde pueden llegar.