El flujo de efectivo es un proceso importante para todas las empresas, por lo que comprender cómo fluye el dinero a través de tu negocio y lo que significa para la empresa puede ponerte en condiciones de tomar mejores decisiones estratégicas.

Todas las empresas, grandes y pequeñas, dependen de las entradas de efectivo que resultan de las ventas, inversiones, préstamos y otras fuentes. Estas entradas se compensan con salidas de efectivo o desembolsos para financiar inventarios, nómina, gastos de capital, inversiones y gastos operativos.

Debido a que toda empresa tiene entradas y salidas de efectivo, es fundamental que comprendas la importancia del flujo de caja. Después de realizar un análisis de flujo de efectivo, verás si tu empresa genera suficiente efectivo para cubrir sus gastos y deudas actuales.

Si tu negocio tiene un flujo de caja positivo, significa que ingresa más efectivo del que sale. Por el contrario, el flujo de caja negativo significa que tu empresa está operando con un déficit de caja.

Una de las principales razones por las que las empresas fracasan es porque carecen de reservas de efectivo.

Cuando tu empresa opera con un flujo de efectivo negativo, necesitas satisfacer tus deudas y gastos a través de otros medios, como sacar de tus reservas de efectivo. Pero, si tu empresa continúa operando sin traer más efectivo del que gasta, eventualmente agotará todas las reservas de efectivo.

Por otro lado, si tiene un flujo de efectivo negativo y no tiene reservas, corre el riesgo de incumplir sus deudas y es posible que deba obtener préstamos adicionales o recaudar capital por otros medios para evitar la pérdida del negocio.

Por lo tanto, comprender el flujo de caja es importante para una empresa porque revela tendencias y proporciona información que se puede utilizar para tomar decisiones comerciales estratégicas.

Gastos no planificados

Cualquier negocio puede verse afectado por gastos no planificados. Por ejemplo, tal vez su maquinaria necesita ser reparada o emprenderá acciones legales contra su competencia por la violación de una patente. 

Dado que es probable que estos gastos no están planificando, las empresas necesitan encontrar otras fuentes para pagarlos, ya que si extrae este dinero de la cuenta bancaria comercial, no tendrá los fondos necesarios para pagar sus obligaciones actuales.

Las consecuencias de una mala gestión del efectivo pueden ser desastrosas para las empresas y sus propietarios. Una empresa que no puede financiar los gastos operativos actuales y que no puede cubrir la nómina está efectivamente fuera del negocio a menos que se pueda arreglar el financiamiento del flujo de efectivo inmediato.

Sale & Leaseback, la solución rápida

Si requieres de soluciones innovadoras que te permitan mantener tus operaciones, aumentar tu liquidez y evitar la deuda, recurre a las herramienta Sale & Leaseback para flotillas de Crédito Real.

Con Sale & Leaseback Express podrás vender los autos de tu flotilla con el valor comercial y recibir el efectivo en 15 días hábiles, con la gran ventaja de seguirlos utilizando para no detener la operación de tu empresa.

New call-to-action