Las empresas compran, producen, venden, cobran y pagan. Estas son las operaciones básicas de un negocio sea cual sea su giro, pero llevarlas a cabo requiere de un flujo de caja constante. ¿Qué pasaría si por un mal manejo de las cuentas por cobrar se empiezan a detener los procesos de la empresa? Lo más probable es que fracasará.

“El efectivo es el rey” es un antiguo dicho que se usa a menudo para remarcar la importancia del flujo de caja en la gestión empresarial. Sin la cantidad adecuada de efectivo disponible, las empresas pueden tener problemas importantes e incluso verse obligadas a declararse en quiebra.

Las empresas deben tener efectivo disponible por diversas razones, como invertir en nueva infraestructura y hacer frente a gastos inesperados. Además, el flujo de efectivo de una empresa a menudo se cita como un factor clave en su potencial de éxito a largo plazo. 

Una empresa puede tener todos los ingresos del mundo, pero sin la capacidad de generar efectivo, puede fallar fácilmente.

La importancia del efectivo

Por lo general las malas prácticas de administración de efectivo son la razón número uno por la que las empresas quiebran. Es de vital importancia saber cómo agilizar las cuentas por cobrar para tener siempre liquidez y no interrumpir los procesos naturales del negocio.

  • Flujo de caja

Para que cualquier empresa opere, el flujo de efectivo es el factor financiero más importante. Una empresa podría tener ventas altas y gastos moderados, pero si sus operaciones financieras no se diseñan de manera eficiente, aún podría tener un flujo de caja negativo.

Sin un flujo de caja positivo, cualquier empresa, por muy prometedor que sea el modelo de negocio, irá a la quiebra. Cualquier empresa debe enfocarse en crear un flujo de caja positivo, pues sin él, ni siquiera podrá realizar la tarea más simple: pagar sus gastos mensuales.

  • Inversiones en gastos de capital

Para crecer, una empresa a menudo necesitará invertir en fábricas, bienes raíces, maquinaria o tecnología. Sin efectivo disponible, es posible que la empresa no pueda realizar estas inversiones necesarias y, como resultado, nunca podrá crecer.

Por supuesto, una empresa puede solicitar un préstamo, pero incluso un crédito generalmente requerirá un pago inicial significativo, que a su vez requerirá que la empresa tenga acceso a efectivo. Además, los préstamos vienen con tasas de interés que pueden afectar aún más los resultados financieros del negocio.

  • Supervivencia durante una desaceleración económica

Todas las empresas van a tener períodos en los que la economía del país no les favorecerá. Sin efectivo disponible, una empresa que sufre por las caída de sus ventas se vería obligada a reducir drásticamente las operaciones de sus empleados e incluso podría tener que declararse en quiebra para pagar sus gastos fijos. Con efectivo, la empresa será más flexible y estará en mejores condiciones de sobrevivir ante una desaceleración.

  • Preparación para emergencias

Al igual que las personas, las empresas enfrentan emergencias en las que deben pagar los gastos de inmediato para seguir operando. Estos incluyen honorarios legales y costos inesperados asociados con desastres naturales, por tanto, las empresas deben tener acceso al efectivo necesario en caso de que surjan tales situaciones. 

  • Ayuda a las empresas a expandirse en ausencia del crédito

Muchas pequeñas empresas han tenido dificultades en acceder a créditos bancarios tradicionales debido a que las instituciones se han vuelto más estrictas a la hora de conceder un préstamo. Si una empresa tiene efectivo disponible, puede aprovechar mejor las oportunidades para expandirse y seguir sus operaciones que de otro modo no podría hacerlo si le niegan el crédito.

  • Pago de facturas más rápido

El efectivo es esencial para pagar las facturas. Para algunos acreedores otras formas de pago pueden tardar más en procesarse, lo que genera cargos por mora innecesarios. En esos casos, pagar en efectivo es el método preferido.

Mejora las cuentas por cobrar

Si le pagaran a tu empresa por las ventas en el momento en que las realizó, nunca tendría un problema de flujo de efectivo. Desafortunadamente, eso no sucede, pero aún puedes mejorar su flujo de efectivo administrando las cuentas por cobrar. 

La idea básica de usar herramientas como el factoraje es mejorar la velocidad con la que conviertes las cuentas por cobrar en efectivo. Este tipo de financiamiento basado en activos permite a las empresas obtener acceso instantáneo al capital de trabajo sin lidiar con las largas esperas que implica pedir un préstamo bancario. 

El factoraje de Crédito Real es una gran opción de financiamiento para desbloquear efectivo atado en cuentas por cobrar y permitir que tu negocio siga operando sin contratiempos.

Fuente: 

https://www.thebalancesmb.com/cash-flow-really-is-king-1200759

https://www.linkedin.com/pulse/why-cash-king-business-mohnish-katre/