Blog Crédito Real

5 ejemplos de arrendamiento puro

21 octubre, 2019

El funcionamiento del arrendamiento puro es sencillo, básicamente obtienes los bienes productivos de tu elección a cambio de una renta mensual a un plazo determinado. Suele ser una muy buena opción si estás pensando en iniciar un negocio o si la demanda hace necesario el incremento de equipo para llevar a cabo las actividades de la empresa.

Además de la sencillez para conseguirlo, gracias a este tipo de renta puedes obtener bienes para el desarrollo de diferentes actividades empresariales, pues las opciones de arrendamiento no están limitadas a un sólo sector. Dentro de los arrendamientos más comunes en el mercado existe la posibilidad de conseguir: 

  • Equipo de cómputo: para llevar a cabo las actividades en oficina muchas compañías apuestan por la renta de equipo; por ejemplo, computadoras, laptops o tablets. Esto debido al ahorro que les genera, ya que son planes fáciles de solventar y a bajos costos.
  • Maquinaria pesada: también conocida como maquinaria amarilla, es una de las más rentadas. Gracias a ella se llevan a cabo desarrollos de gran impacto y el beneficio de poder arrendarla reside en que los equipos son nuevos y el funcionamiento beneficia gracias a que cumplen con su trabajo de manera eficaz, lo cual se traduce en ganancias.
  • Vehículos de transporte: para las empresas que necesitan desplazar grandes cantidades de material o repartir productos a sus clientes, las pick-ups, vans u otro tipo de vehículos comerciales son indispensables. Para ellas existe este tipo de renta, el cual comúnmente se hace por flotillas con la ventaja de conseguir mejores costos. 
  • Equipo médico: este tipo de arrendamiento está dirigido a médicos particulares, clínicas o empresarios del sector salud que buscan una alternativa más económica para hacer posible la renovación de sus equipos de quirófanos, ortopedia, diagnóstico o de tratamientos estéticos. 
  • Mobiliario y equipo de oficina: amueblar oficinas y espacios de trabajo suele imaginarse como un gasto enorme para las finanzas de una organización. Sin embargo, con esta opción de arrendamiento tendrás la posibilidad de conseguir el mobiliario y equipo adecuado para las labores de tu empresa. 

Conoce qué es el arrendamiento

Para el sector empresarial la facilidad de adquisición de estos bienes tiene grandes beneficios, posiblemente ya los habrás descubierto anteriormente, pero si no es así aquí te decimos porqué debes considerar el arrendamiento:

  • Ahorros: en cuestión del cuidado de las finanzas, gracias a la renta de equipo, tienes como beneficios la posibilidad de deducir impuestos hasta un 100%, tener la seguridad de pagos a plazos fijos, en tiempo y forma, y que en dichos pagos se tome en cuenta la depreciación del equipo y no el valor total. 
  • Tecnología: los equipos a disposición están a la vanguardia, pues con regularidad se adquieren nuevos para que los arrendatarios dispongan de la mejor tecnología. 
  • Renovación: al finalizar los plazos establecidos por el contrato puedes cambiar los bienes por otros más sofisticados. De tal manera que, siguiendo con una buena relación con el arrendador, tu nuevo equipo te garantice un buen funcionamiento. 

Los tipos de arrendamiento financiero

Lo más importante es estar seguro de lo que vas a necesitar. Como ves las opciones son muy diversas, pero al delimitar y tener muy claro lo que necesitas podrá ser de gran ayuda para no errar y tener equipo innecesario. Además, al poder rentar equipo por plazos fijos no gastarás más de lo pensado. 

Arrendamiento financiero y puro, ¿cuál te conviene?

Fuentes

https://www.eleconomista.com.mx/finanzaspersonales/Arrendamiento-puro-o-financiero-20111206-0030.html

https://www.creditoreal.com.mx/arrendamiento