Blog Crédito Real

¿Conviene empeñar un auto?

26 abril, 2018

Quizá hayas visto en tu camino letreros como “obtén dinero por tu auto sin perderlo”, “empeña tu auto y sigue usándolo”. ¿Quieres saber si esto te conviene? Sigue leyendo.

Probablemente te encuentras en un apuro económico y te preguntes ¿conviene empeñar un auto? Eso dependerá de ti. A continuación te contamos los pros y contras de esta operación.


¿En qué consiste?


Te otorgan un préstamo, pero dejas en garantía el auto, ya sea en resguardo o puedes seguir usándolo.


Requisitos generales:

  1. -La mayoría pide que el auto tenga como máximo 10 años de antigüedad, aunque pueden ser menos
  2. Identificación oficial vigente con fotografía
  3. Copia de un comprobante de domicilio vigente, no mayor a 60 días
  4. Factura original del auto emitida por una agencia nacional autorizada. En algunos casos no se aceptan autos refacturados o de aseguradoras. La factura deberá estar endosada máximo 3 veces, y a nombre del solicitante. Las firmas y datos deben ser congruentes cronológicamente
  5. Los últimos 5 recibos del pago de la tenencia
  6. Placas vigentes
  7. Engomados del número de placa, alta y/o baja de en caso de ser foráneo
  8. Comprobantes de verificación vehicular, aunque esto dependerá de la entidad en la que te encuentres
  9. Comprobante original de un estado de cuenta bancario con cuenta CLABE
  10. Duplicado de las llaves
  11. En lugar de revisar los 6 puntos de seguridad, se revisan 19
  12. Se instala un dispositivo satelital al vehículo
  13. Cuando empeñas, debes tener en cuenta el Costo Anual Total (CAT) a pagar en un plazo de 12 meses para recuperar tu coche, además de los intereses

Ventajas

  • Accedes de forma rápida al dinero
  • Puedes seguir usándolo mientras lo tienes empeñado
  • No hay verificaciones en el Buró de Crédito, pues la garantía es tu automóvil, claro, previamente verificado
  • El dinero puedes usarlo para lo que más necesites, por ejemplo, invertir para hacer crecer tu negocio

Desventajas

  • El porcentaje de préstamo es en promedio 70% del valor del vehículo si lo dejas en resguardo; pero si sigues usándolo baja hasta 60 o 50%. En el segundo caso la tasa de interés puede aumentar.
  • El contrato puede ser con o sin transmisión de posesión. En el primer caso, el vehículo deberá quedarse a resguardo de la empresa
  • Si decides llevártelo, se elabora un contrato mucho más complejo
  • En algunos casos se debe pagar un seguro contra robo, almacenaje e Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Si vas a empeñarlo, aquí te damos algunos consejos:

  1. Lo ideal es que tengas un fondo de emergencia, y dejar empeñado el auto para que el dinero que te den por él sólo sea complementario
  2. Evalúa las opciones del mercado y elige la que más te convenga.

Es tu responsabilidad como consumidor enterarte bien de las condiciones de un crédito o empeño, antes de solicitarlos.                                          


Fuentes: AMESPRE, Dinero en Imagen, El Financiero, Pequeño Cerdo Capitalista, Profeco