Estás mirando los balances de tu empresa y está claro que necesitas dinero en efectivo. Tienes gastos en el horizonte, y aunque la empresa sigue ingresando dinero, no será suficiente para cubrir tus necesidades.

Tienes activos, por supuesto, pero ya sea que esos activos consistan en una flota de vehículos o maquinaria pesada, el problema es el mismo: hay valor allí, pero no puedes pagar tus facturas con él.

Hay una solución que puedes considerar: Sale & Leaseback.

Un acuerdo de Sale & Leaseback implica vender tu flotilla a una empresa que luego te los vuelve a arrendar. Es un concepto relativamente nuevo en México que ha ganado aceptación debido a las necesidades de financiamiento de las empresas y lo difícil que es acceder a los créditos empresariales.

Esta herramienta permite a los propietarios de flotillas recuperar sus costos sin perder el uso de los vehículos.

Paso a paso del Sale & Leaseback

Un acuerdo de Sale & Leaseback es un acuerdo entre dos partes.

  • La empresa A decide vender su flotilla de autos a la empresa B, que acepta rentar los vehículos vendidos a la empresa A. 
  • Las dos partes redactan y firman un acuerdo que especifica el precio de compra, plazo y costos de alquiler y condiciones de recompra. 
  • La empresa B paga a la empresa A el precio acordado, que la empresa A utiliza para financiar sus operaciones diarias o proyectos de crecimiento. 
  • La empresa  A comienza a realizar pagos a la empresa B, generalmente en forma de rentas mensuales.

El proceso es el mismo en cualquier clase de flotillas, desde vehículos de carga hasta autos de personal de ventas o ejecutivos. Sin embargo, cualquiera que sea el escenario, debes evaluar cuidadosamente si tiene sentido para tu empresa el Sale & Leaseback.

Haz que el valor de tus activos trabajen para ti

Si tus activos no se aprecian en valor, tal como ocurre con los vehículos, es posible que trabajen más por tu empresa si los vendes y los vuelves a arrendar en lugar de poseerlos. Al obtener su valor total en efectivo puedes presupuestarlo adecuadamente, y una parte del dinero lo puedes destinar a los costos de alquiler y el resto utilizarlo para impulsar el crecimiento de tu empresa.

Cuando necesitas actualizar equipos o maquinaria crítica pero no tienes el efectivo para comprarlos, el contrato de Sale & Leaseback de flotillas se convierte en la solución, en tanto que la venta de los autos te ayudará a obtener el capital necesario para realizar esas compras.

New call-to-action