La operación diaria de una flotilla de autos conlleva un gran esfuerzo financiero de la empresa, por lo que una mala administración provocará gastos fuera de lo presupuestado. Controlar los costos operativos y lograr el máximo ahorro es el éxito de una gestión óptima.

El gasto en combustible es uno de los factores a analizar cuando se quiere ahorrar en la operación de las flotillas.

Los conductores son responsables de un mayor consumo de combustible debido a los malos hábitos de manejo, por lo que se debe contratar a profesionales o capacitarlos para mejorar su habilidad al volante. Alentar a sus empleados a conducir de manera más eficiente podría ayudarlo a reducir significativamente sus facturas de combustible.

135851149_cort

Las tarjetas de combustible o vales de gasolina también son un apoyo para lograr facilidad en pagos y ahorro de dinero. Se reciben beneficios fiscales con su uso porque los gastos son deducibles al 100% y están en un solo comprobante CFDI, por lo que se mejora el flujo de caja.

Otras maneras de reducir costos es planeando bien las rutas de los vehículos. Al realizar una optimización adecuada de las rutas, se pueden alcanzar beneficios en el área de transporte, reduciendo los costos totales de esta área entre un 10% y 20%.

Adicionalmente a la reducción de costos, se pueden obtener diversos beneficios como la reducción de tiempos, reducción de distancias recorridas, aumento eficiente de la utilización de la flota, reducción del trabajo administrativo, mejora del servicio al cliente, mejor organización de los recursos: tiempo, vehículos disponibles, operadores.

Para que la planeación de la ruta se realice conforme a lo estipulado, necesitas el máximo control de tu flotilla, el cual se puede conseguir con algunas apps que auxilien a los gerentes de logística.

Al diseñar las rutas se debe tomar en cuenta que hay elementos fuera de tu control y que repercuten en el consumo de gasolina de tu flotilla, por ejemplo: condiciones climáticas, tipo de caminos que se recorren y las condiciones del tráfico.

El mantenimiento es uno de los factores que más influye y contribuye al rendimiento final dentro de una empresa de transporte. El mantenimiento del parque vehicular consiste en proporcionar a los vehículos reparaciones, recambios y mano de obra por parte del personal de taller con el fin de que estén siempre a su nivel máximo de operación mecánica.

El mantenimiento buscará por tanto la máxima disponibilidad a mínimo costo. Una falta de mantenimiento prolongada en el tiempo provoca averías en los vehículos, lo que se traduce en la no disponibilidad del vehículo hasta que se repare dicha avería y en un costo adicional para la empresa.

Para reducir los costos de mantenimiento:

  • Seleccionar talleres mecánicos que ofrezcan un servicio de calidad, puntualidad y precio competitivo.
  • Programar servicios periódicos de las unidades.
  • Llevar un registro y control de la vida útil de los vehículos para presupuestar a tiempo su sustitución.

    El control de gastos de una empresa es primordial para mantener su rentabilidad y competitividad. La buena gestión de una flotilla evitará que los gastos se salgan de control y dañen las finanzas de tu empresa.




    Fuentes:

    https://www.pendragonvehiclemanagement.co.uk/fleet-management-solutions/fleet-advice/fleet-cost-reduction/

    http://bibing.us.es/proyectos/abreproy/4824/fichero/CAPITULO+2.pdf