Para muchas compañías contar con el transporte refrigerado adecuado hace la diferencia entre un buen negocio o pérdidas cuantiosas. Sin embargo, la tenencia de vehículos equipados con lo último en tecnología no es suficiente. ¿Qué más debe considerarse?  

Este tipo de transporte es muy necesario para el desarrollo de industrias como la alimenticia, farmacéutica, por mencionar algunas de las más importantes. Sin embargo, requiere de más cuidados que los que pudiera necesitar el transporte de mercancía.  

El elemento esencial de este tipo de transporte es la caja refrigerada, que puede comprarse por separado (lista para montar a un camión o camioneta tipo pick up), o bien, un conjunto de vehículo y caja.   El sistema de refrigeración se compone de estos elementos:  

  1. Compresor
  2. Condensador
  3. Válvula de expansión
  4. Evaporador
  5. Refrigerante (conocido en el argot como ‘sangre del sistema’)
  Dependiendo del tipo de producto se añaden otros elementos para mejorar su rendimiento.   Representantes del sector señalan que para lograr una buena operación de este tipo de transporte es importante:  
  • Cargar los productos a la temperatura adecuada. Este es uno de los errores más comunes.  
 
  • Utilizar el embalaje correcto. El aire debe circular y el empaquetado debe evitar que se generen zonas de calor.
 
  • Usar las características del ciclo centinela de encendido y apagado automático, de tal manera que se mantengan las temperaturas de la carga dentro de un rango específico de tolerancia, lo que disminuye el consumo de combustible hasta 80%, en comparación con la misma unidad operada en un modo de trabajo continuo.
 
  • Uso de unidades de refrigeración que pueden crear zonas de temperatura múltiples en el mismo camión o tráiler. Estos equipos tienen capacidades de modo de espera eléctrico y usan otras características para reducir el consumo de combustible y las emisiones de carbono.
 
  • Capacitar a los operadores para una correcta gestión del equipo. Muchas veces usan los equipos de refrigeración como aire acondicionado.
  • Contar con un técnico encargado de estas unidades. Deben monitorear y reemplazar los componentes antes de que fallen. Además de que deben estar capacitados para ofrecer respuesta inmediata.
  • Las cajas deben estar compradas con un distribuidor autorizado y certificado, para garantizar una mayor calidad.
  • Renovar el equipo cuando sea necesario. Vehículos obsoletos y con falta de mantenimiento generan costos extraordinarios a las empresas, representan un problema ambiental y también son riesgosos en el camino.

Por lo que se refiere a las características de la flota integral de autotransporte refrigerado, el total de vehículos registrados entre hombres camión y empresas es de 54,904 unidades de acuerdo con el estudio Evolución de la flota de autotransporte refrigerado en México (2005-2015) del Instituto Mexicano del Transporte (IMT).  

Cuando una empresa invierte en la profesionalización de servicios de cadena en frío, asegura tener mejores procesos, implementar innovación tecnológica, sumarse a las nuevas tendencias y preparación superior para enfrentar los desafíos actuales de la industria.  

En Crédito Real entendemos las necesidades de las empresas que buscan expandir sus operaciones mediante la adquisición de activos fijos como vehículos y flotillas especiales. Para ellas tenemos el servicio de arrendamiento financiero y sale leaseback.    

Para acceder al arrendamiento sólo necesitas identificar el tipo de vehículo que necesitas y al proveedor. Después solicita una cotización. Preséntala a la arrendadora y ellos te ofrecerán un plan de rentas que tiene tres probables finales: A) Renovación de contrato (y activos) al término del periodo, B) Compra de los bienes por una cantidad residual, C) Finalización del contrato (ideal para proyectos temporales).  

Consulta con nuestros asesores sobre las opciones que tenemos para ti.  

Fuente: Instituto Mexicano del Transporte, 0grados

New call-to-action