Actualmente las empresas mexicanas enfrentan varios retos, uno de los principales es el pago de impuestos, ante ello confían en los beneficios de crear una estrategia fiscal legal. A continuación te explicamos en qué consisten.

¿Qué es una estrategia fiscal? 

Es toda aquella aplicación de medidas, procedimientos u operaciones que permiten de forma legal reducir, eliminar o diferir la carga tributaria del contribuyente.

La intensión no es dejar pagar impuestos, solamente es aprovechar los beneficios que las autoridades brindan a las empresas y que les permiten ser más productivas y estar al corriente de sus obligaciones.

Algunas de las más habituales son:

  • Compra de bienes y servicios deducibles:

Este tipo de gastos ayudan a compensar o disminuir el pago de gravámenes como el Impuesto Sobre la Renta (ISR) o al Valor Agregado (IVA).  

  • Adquirir bienes y servicios con estímulos fiscales:

Existen ciertos gastos (adquisición de combustibles sustentables, inversión en maquinaria y equipo en ciertas entidades del país, contratación de personas con discapacidad o de la tercera edad) que permiten acceder a un porcentaje de deducción adicional sobre la que pudiera generar el bien adquirido. Puedes consultar en qué consisten este tipo de estímulos en el siguiente enlace del SAT.

  • Arrendamiento como estrategia fiscal:

Esta herramienta financiera posee varias virtudes. Primero, permite adquirir activos fijos para que la pyme realice sus operaciones sin descapitalizarse. Además, cuando concluya el contrato puede solicitar la renovación, así como equipo más actualizado. Además, cada pago mensual por el arrendamiento es deducible para efectos del ISR e IVA.  

  • Subcontratación:

Muchas veces existen funciones que distraen a los dueños y administradores del core business (la principal actividad de tu negocio). Para evitar la carga financiera y fiscal que pudieran representar, existe la subcontratación, tercerización u outsourcing.

  • Adopta las nuevas tecnologías:

Los sistemas de monitoreo y gestión en procesos industriales, administrativos y contables te permiten optimizar las distintas áreas de tu empresa sin requerir de más personal –y lo que esto conlleva–. Las grandes firmas tecnológicas ofrecen opciones para pymes.

El objetivo principal de una estrategia fiscal es que cumplas con tus obligaciones tributarias, pues de esa forma le ayudas a tu negocio a generar mayores ingresos al evitar multas y sanciones por incumplimiento, errores a la hora de declarar o de llevar la contabilidad electrónica.

Parte de tu estrategia debe ser actualizarte siempre en las nuevas disposiciones que el SAT actualiza para la tributación. Hay que estar muy pendientes de estos para poder aplicarlos a tu favor.

Estas estrategias te permitirán tener menor carga fiscal y, al mismo tiempo, hacer que tu negocio sobreviva, pero sobre todo, destaque. ¿Qué estrategia adoptarás primero?

Fuentes: SAT, AMSOFAC, Asesores Fiscales Contables

New call-to-action