Elige en 3 pasos el mejor financiamiento para Pymes

[fa icon="calendar"] 26/julio/2017

elige-en-3-pasos-el-mejor-financiamiento-para-pymes.jpg

Actualmente las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) representan en México uno de los sectores que generan más empleos formales (73%, según el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018), además de que es una actividad económica estandarte de los últimos años. Si eres dueño de una y no sabes por dónde empezar a buscar financiamiento, toma nota de lo siguiente.

Una Pyme, o cualquier empresa de mayor tamaño, requiere de una inversión inicial, pero también de financiamiento posterior para que genere el éxito económico y social por el que se crea. Si no sabes por dónde empezar, aquí te ayudamos a encontrar el mejor financiamiento para Pymes.

Sigue estos 3 pasos y evita tomar decisiones precipitadas que pueden hacerte perder lo que con tanto esfuerzo has construido.

1. Define para qué lo quieres. En el caso de las Pymes, los principales usos de un financiamiento son: 

      A. Capital de trabajo, esto es la compra de materia prima, publicidad y promoción, así como gasto corriente, nóminas y cuentas por pagar.

     B. Maquinaria que va desde una máquina de coser hasta herramientas para el desarrollo de tu negocio.

     C. Infraestructura. La adquisición de un terreno, construcción o remodelación para operar tu negocio.

2. Averigua qué opciones tienes. 

      A. Internas

  • Reinvertir las ganancias obtenidas de tu empresa.
  • Nuevas aportaciones de socios. Si las proyecciones de tu empresa son buenas, tus socios tendrán incentivos para seguir invirtiendo.
  • Venta de activos. Puedes vender las herramientas, maquinaria y equipo que ya no utilices para impulsar nuevos proyectos.

      B. Externas

  • Ahorros o préstamos familiares.
  • Acordar plazos de pago con los proveedores; esto te permitirá administrar de manera eficiente tu inventario y la liquidez de tu empresa.
  • Captación de capital. Si la inversión que requieres excede tu capacidad de pago, busca opciones como los fondos de inversión de capital privado o inversionistas que apuesten por tu proyecto. Considera que esta alternativa implica ceder un porcentaje de tu empresa a cambio de los recursos que necesitas.
  • Créditos ofrecidos por bancos, empresas de factoraje financiero, instituciones de banca de desarrollo, Sociedades Financieras de Objeto Múltiple y demás intermediarios financieros.

Recuerda que antes de adquirir un crédito debes conocer la capacidad financiera de tu empresa, comparar diversos productos, verificar que la institución esté debidamente autorizada (revísalo en www.condusef.gob.mx y www.cnbv.gob.mx) y lee a detalle tu contrato.

3. Haz un análisis y decídete por crecer con el tipo de financiamiento que más te convenga. 

Además, recuerda mantener unas finanzas sanas en tu empresa al evitar mezclar tus gastos personales con los del negocio, el uso de tarjetas de crédito personales para financiamiento, un buen registro contable y fiscal, y tener siempre la asesoría de especialistas u órganos como el Instituto Nacional del Emprendedor (www.inadem.gob.mx).

Fuente: Condusef 

Suscribir a este blog

Recientes

Populares